Sinopsis

En 2014, Creep nos presentó a Mark Duplass en la piel de un tipo solitario y un poco psicópata, pero, en cierto modo, entrañable. Para alegría de todos, este asesino mumblecore está de vuelta en la secuela de uno de los found footage más ingeniosos de las últimas temporadas, ahora planteando un asunto delicado: ¿qué ocurre cuando un serial killer pierde las ganas de matar?